De [La Expresión], la lengua, la escritura, lo literal y la literatura.

Para muchos de nosotros, la comunicación es un derecho, privilegio e inclusive una necesidad. Desde las más primitivas señales de humo de gestos y miradas, hasta las más modernas señas y fonismos lingüísticos, la comunicación es el origen, la estructura fundamental de nuestra sociedad, cultura y más actualmente de nuestra herencia científico-tecnológica.

Como ente cohesivo de las masas y vector director de los líderes, la comunicación es la piedra angular de toda red social. Cabe destacar que la conectividad en teoría de grafos da forma a interesantes implicaciones sobre redes, conexiones e interacción; haría un paréntesis matemático justo aqui, pero me prometí dejar fuera la matemáticas de este conjunto de textos trasnochados que llamo Blog.

Pero más allá de mis promesas personales, la matemática es un lenguaje puro y especial. Con su representación escrita y gráfica nos maravilla y sirve de herramienta para modelar la realidad, con sus conceptualizaciones nos permite estructurar y representar nuestras observaciones, su conocimiento según mi opinión debe ser de obligatoria prioridad para todos.

Lo que escribí más arriba de representación escrita, me recuerda que este texto iba a estar orientado en ese sentido. En la dirección donde aprovecho para confesar que en estas entradas a lo que mi persona y wordpress denominan blog, yo comienzo con una chispa de idea que plasmo en un título, y de allí arranco en un estribillo de ideas mal cosidas en un texto.

Pero volviendo a esa chispa inicial, la escritura como representación de la palabra nació con el sedentarismo, la agricultura y nuestras primeras fabricaciones textiles. Ok, son innumerables las referencias que habría que leer para que vean la conexión pero yo aprovecho para darle mi apreciación de una vez. De nuevo me he desviado.

Resulta que la escritura, como debemos recordar, inicialmente fue pictórica, simbológica. Asimismo, en ese estilo es que se inicio la palabra hablada, como una palabra conceptual, sin etimología, simple, un concepto igual a una palabra, tejidas una detrás de otra como una sucesión rítmica y músical. Posteriormente se iniciaron las construcciones, versos, composiciones y finalmente la estructura narrativa prosaíca.

La ruta de la escritura conectó imágenes con conceptos y aunque no estoy seguro ni poseo una experiencia antropológica profunda, me atrevo a decir que luego de conectar las representaciones pictóricas con sus conceptos, se produjo la conexión de la palabra relacionada a tal concepto con su representación pictórica.

No es sorpresa que actualmente algunos idiomas se enseñen de ese modo. Para los aprendices del inglés, cuando son bebés, les enseñan asociación imagen-concepto con la palabra, y así se ahorran hondas cuestiones etimológicas de los orígenes de la lengua inglesa y el modo en Shakespeare le dio tanta forma y vasto fondo al Inglés.

De nuevo divagando en los rincones de mi memoria, me doy cuenta que se podría considerar a Shakespeare el inventor de las emociones humanas y de que manera plasmarlas en la literatura. Shakespeare podríamos decir, es el inventor del drama y los sentimientos.

Ahora lector, imagina que entendiste y sigue leyendo. Más adelante hablaré de la música, las tradiciones orales y por supuesto de las expresiones gráficas, arquitectónicas, esculturales y pictóricas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s