Cosas que veo en la gente. [Disparate]

Hoy les voy a escribir un poco de las relaciones personales. A mi blog de trasnocho sui generis, le hace un poco falta de eso que denominan “Calor Humano”. Después de todo, tener una perspectiva de las cosas tan general, tan distante podría ser contra producente, si tal perspectiva existe sin incluir algún factor de humanidad.

Lo primero que viene a mi mente, es la necesidad del Ser Humano de creer en algo que trasciende. En algo que va más allá, algo que no puede ser explicado en términos comunes sino que requiere de un nuevo lenguaje, de una nueva manera de decir las cosas. Un dato curioso, es el hecho de que no confiamos en otros seres humanos que no poseen creencias religiosas. Puede ser un modelo muy desagradable a seguir, pero si posee creencias bien definidas religiosas o de culto podrá de un modo u otro convencernos a seguirle; bueno a la mayoría. Digo esto basado en encuestas muy famosas, dónde a los candidatos presidenciales con valores religiosos arraigados, son más proclives a ser electos.

Otro factor es la candidez o bondad inherente en algunas personas. Muchos de los seres humanos que conozco, en gran medida se preocupan por la imagen que proyectan hacia los demás llegando incluso a definir nuevas fronteras a la hipocresía. Pero existe una minoría, compuesta por personas que tienen una tendencia natural a la bondad y el buen trato de sus semejantes y los que no se les parecen también. Hay historias famosas, en las que un señor aconsejó a sus seguidores a dar la otra mejilla en caso de ser golpeados; una señal inequívoca de absoluto perdón.

Hay también mecanismos mayormente hormonales y de carácter animal, como la pasión, la esperanza y la terquedad entre otros, cruciales para el desarrollo del ser humano como “ser inteligente”. Las costumbres y tradiciones culturales también dan lugar a desenvolvimientos similares. Yo considero la búsqueda de saber y a investigación, como un impulso, una necesidad visceral. Prácticamente todo lo hecho por el ser humano les produce alguna satisfacción, dicha, placer o simplemente es un paso doloroso y/o sacrificado, [siento decirlo de este modo] en busca de la felicidad.

He visto y sentido además, pequeños sacrificios, pequeñas auto derrotas en función de tranquilizar apuros y constreñir aplazos. Tanto físicos como mentales. Es como la generalización en la vida de una derrota técnica militar, es satisfacer con menos la necesidad de más. Como un perro con apetito de hiena, saciando sus antojos con un poco de pasto, purgando su sistema; para a postre llegar al ansiado antílope.

La sátira, el sarcasmo y el hecho de mostrar ante otros fortaleza lingüística y mental hace que la vida tenga mil sabores deliciosos. Bien hiladas, las palabras son como la seda, el tejido continuo con la suavidad que vemos en un cielo azul.

Basta del ejercicio literario a por iniciar este post con palabras rimbombantes y recursos retóricos adornados de recuerdos febriles y añoranzas trasnochadas.

Todos vamos a morir, de hecho cada momento morimos mental y físicamente, bueno físicamente de modos más tangibles y reales. Mentalmente producto del deterioro de nuestra estructura cerebral que a su vez destruye nuestra estructura mental. En otro impulso de sinceridad, simplemente somos animales, una clase más, una especie más, de las muchas que han existido, con la particularidad de haber transformado en tangible nuestros brollos mentales, de haber hecho realidad los sueños, de hacer transcender nuestras existencias mentales más allá de nuestras existencias físicas.

A este escritor le falta un tornillo podría decir el lector. Pero para alguien que no sueña es vital poder procesar de una forma coherente las ideas que de otra manera, si la mente no las desecha, vuelven la mente volátil, frágil.

Entre tanto desecho de ideas ante este teclado, es inevitable agregar un filtro. Un tamiz de ideas, que evita demostrar cualquier idea objetiva de mi verdadero ser.

Al ser una persona más, e intentar explicar las conductas humanas y como están estructurados los hombres sus ideas y sus comportamientos. Entre tanto desorden y aperioricidad aparente se evidencia una estructura emergente.

Las relaciones personales clásicas se basan en confianza, en compartir, en supervivencia mutua. En como me gusta decirlo a mi, en la unión de debilidades. Una unión de debilidades que deja hacia el exterior solamente lo fuerte de las personas. Por ello, atribuyo yo, que las relaciones inter-personales alcanzan su nirvana cuando ambas partes comparten sus debilidades y carencias, en busca de empatía y buen corazón en la otra persona.

Para cerrar este post que ya roza las 800 palabras, es una conclusión lógica que el fuerte de mente y de “corazón” solo tenga refugio en la soledad. Y la anarquía general, para ellos sólo representa ventajas y oportunidades.

Fe de [Er]Rata:
Publico esta entrada a esta hora por que simplemente esta madrugada me quedé dormido antes de hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s