Honor, Virtud.

Desde el comienzo de la historia, se nos ha enseñado que la vida ha sido dirigida, formada, creada a gusto pues, por los designios de grandes hombres y mujeres.

Pero es un temor muy mío, el hecho de que siempre las cosas hayan estado tan mal como están ahora. Me refiero al estado y a los problemas de la sociedad en general. En palabras del propio Freud, “… la cultura encuentra su mayor obstáculo en la necesidad del hombre de agredirse mutuamente…”.

Agresiones que no necesariamente serán físicas sino también ideológicas.

En particular quise escribir esto porque tengo la necesidad expresar de que a mi modo de ver (y espero estar equivocado) la sociedad desde sus inicios siempre ha sido disfuncional.

Alguna vez en este mismo blog comenté de los mecanismos de control y como los grandes ideales plasmados por los hombres ejemplares del pasado son los que dieron camino al mundo actual.

Y suena muy particular accidente el hecho que los ideales, el honor y el sacrificio por el bien mayor ser aplicado sólo a los grandes hombres.

Pero tengo una incerteza, una corazonada, que me hace creer que la falta del honor en la actualidad es la misma falta de honor en el pasado.

Mi querida Pilar, amiga ya en la distancia. Me hizo recordar ese hecho, el hecho fundamental de que los escritos son lo que el escritor quiso transmitir, no son una copia fidedigna plasmada en letras de lo que sucedió.

Como todo hecho humano, debemos cuestionar lo escrito. Digo que es nuestro porque en realidad es la reafirmación de un derecho a saber la verdad: innato, incuestionable.

Quizás el honor es un mecanismo de control, para hacer que los hombres justos hagan los grandes sacrificios.

Lo que me ocupa es que no sé si ahora o siempre ha sido escaso.

Pero todo esto es un desvío de un tema muy palpable, La falta de palabra. La falta de continuidad y uniformidad en las ideas que se transmiten durante la vida.

Algo que se siente moderno, pero siempre estuvo presente; según he leído claro.

“Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros.” — Sócrates.

Queremos ver el pasado como un ejemplo, pero el pasado nos hace ver como la continuidad de un mundo lleno de vicios.

Recomiendo:

Cualquier código de honor.
Algún diario de hidalguía.
http://xkcd.com/1227/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s